Identidad De Trillizos

Estudio de redacción Lector de un texto

Productivo (la variante de compromiso). Esta variante supone la victoria parcial en uno y en otro campamento. A esto es obligatoriamente necesario ir juntos, e.d. esto debe hacerse el resultado de la decisión común.

La inadecuación puede manifestarse también con la autoestima aumentada. Esto pasa en la familia, donde al niño alaban a menudo, y por las bagatelas y los logros regalan los regalos (el niño se acostumbra a la recompensa material). Al niño castigan muy raramente, el sistema de la exigencia muy suave.

Los niños con el nivel bajo de las pretensiones y la autoestima baja no pretenden a mucho ni en el futuro ni en presente. No ponen ante él los altos objetivos y dudan constantemente de las posibilidades, se someten rápidamente con aquel nivel de los progresos, que se forma a principios de la enseñanza.

La cooperación como supone el tipo de las relaciones recíprocas en la familia de las relaciones interpersonales en la familia por los objetivos comunes y las tareas de la actividad común, su organización y los altos valores morales. En esta situación es superado el individualismo egoísta del niño. La familia, donde el tipo principal de las relaciones recíprocas es la cooperación, halla la cualidad especial, hay por el grupo del alto nivel del desarrollo – la colectividad.

Principal en la educación de la pequeña persona – el logro de la unión cordial, el enlace moral de los padres con el niño. A los padres no tiene que dejar el proceso de la educación correr y a una edad más mayor, dejar al niño crecido a solas consigo.

En las familias, donde crecen los niños con alto, pero no con la autoestima aumentada, la atención a la persona del niño (sus intereses, los gustos, las relaciones con los amigos) se combinan con la exigencia suficiente. No llegan Aquí a humillante los castigos y alaban con mucho gusto, cuando el niño de aquel merece. Los niños con la autoestima bajada (no es obligatorio por muy baja) usan en casa libertad, pero esta libertad, en realidad, - la ausencia de control, la consecuencia de la indiferencia a los padres a los niños y uno a otro.

Las dificultades surgen y a las altas esperas de los padres, justificar que el niño no en el estado. Con los padres que tienen las esperas inadecuadas, a la edad de adolescentes se pierde habitualmente la proximidad espiritual. El adolescente quiere decidir que necesita, y se rebela, rechazando las exigencias, extrañas a ello.

Probablemente, los padres lo quieren, cuando el niño corresponde a sus esperas. Cuando estudia bien y se porta. Pero si el niño no satisface a aquellas necesidades, el niño es rechazado como si, la relación se cambia para mal. Esto trae las dificultades considerables, el niño no está seguro de los padres, él no siente aquella seguridad emocional, que debe ser de la niñez. (El amor condicionado)

Al aparecer el segundo niño del privilegio del hermano mayor o la hermana se limitan habitualmente. El hijo mayor ahora es obligado, y es a menudo fracasado, de nuevo conquistar la atención paternal, que es habitualmente dirigida en gran medida a los hijos menores.

El niño puede en absoluto ponerse a los padres. Él por ello es indiferente y puede hasta ser rechazado por ellos (por ejemplo, la familia. Pero puede ser y en la familia feliz (por ejemplo, él no mucho tiempo esperado, había unos problemas pesados y etc.) es no obligatorio los padres lo reconocen. Pero son los momentos puramente subconscientes (por ejemplo, la mamá es hermosa, y la muchacha es fea y cerrada. El niño la irrita.)

La primera tarea de los padres – encontrar la decisión general, convencer uno a otro. Si tiene que ir al compromiso, es obligatorio que las exigencias básicas de las partes sean satisfechas. Cuando unos padres toman la decisión, él debe recordar obligatoriamente de la posición segundo.

La familia puede intervenir como positivo, así como el factor negativo de la educación. La influencia positiva sobre la persona del niño es que nadie, excepto los próximos para él en la familia de las personas – la madre, el padre, la abuela, el abuelo, el hermano, la hermana, no se refiere al niño mejor, no lo quiere y no se preocupa tanto por ello. Y al mismo tiempo ningún otro instituto social no puede potencialmente poner tanto daño en la educación de los niños, puede hacer cuanto la familia.